Lean: Pequeñas e imperfectas mejoras

“Un buen plan puesto en marcha hoy es muchísimo mejor

que un plan perfecto mañana”

Lecciones LEAN

Sorprende en el mundo del lean que te insistan sobre todo en el movimiento. Que las cosas se hagan ya, pequeñas mejoras, aunque no sea la solución ideal, aunque sean solo un pequeño avance.

Choca con el pensamiento tradicional. Cuando pido que en algún proceso se empiece por algo que no completa la solución pero es un pequeñísimo esfuerzo que la vez es un pequeño avance siempre alguien dice  lo mismo:

“Preferimos hacer las cosas bien”.

Para el pensamiento tradicional, hacer las cosas bien es una solución que cubra todas los retos del problema y que ademas lo haga de una vez y definitiva.

En el Lean, siempre hay posibilidad de mejora y esperar a tener todas las soluciones para ponerlas en marcha es un gran error. Un pequeño avance solucionara un pequeño problema que a su vez podrá ser mejorado. El hecho de ya solucionar algo aunque sea mínimo e imperfecto ya es avance en si.

En el pensamiento tradicional , todas las soluciones se eternizan. Se controlan todo los factores con sus costes correspondientes todos a la vez  y se empieza a pensar si vale la pena hacerlo sin ni siquiera ver mas allá .

Un ejemplo: Recientemente, en un proceso,  el envío de un correo que salia automáticamente, solucionaría otros problemas si llegaba a otros departamentos a la vez (Cuestión de saber si pasa algo o no para actuar en consecuencia y evitar errores)

La solución lean:

Incluye en la copia de ese correo, ya al otro departamento y cuando lo reciban en siguiente fase vemos que información se puede incluir ademas y de donde la sacamos para mejorarlo

La solución tradicional:

Vamos a ver que información necesita el segundo departamento. Cuando la sepamos vemos de donde la podemos sacar y valoramos el desarrollo informático en dinero. Aprobamos el presupuesto si cabe y montamos el correo extrayendo la información de donde sea. Después de comprobar que es lo que quieren, lo ponemos en marcha.

En la primera solución ya tenían algo al día siguiente. En la segunda tardaron 3 meses en tener algo.

En la primera evitaron los errores de la falta de información ya, lo que no significa que en la siguiente fase, es decir a la semana siguiente se pusieran a afinar la información de ese correo para dejarlo perfecto. Pero ya tienen el aviso y pueden actuar.

Retrasar las pequeñas soluciones es retrasar las grandes. Y no es necesario.

Esto no es más que la base del pensamiento LEAN y sistemas AGILES.

¿ Es mejor no hacer nada para hacer las cosas bien…?  o ¿es mejor hacer pequeñas cosas que solucionen pequeñas cosas…?

Saludos

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s