Fideliscustomer

Marketing estrategico, Experiencia de cliente, coaching, ventas, productividad, fidelización, innovación y buenas prácticas de empresa.

¿Qué tipo de empleado abandona tu empresa?

1 comentario

“Nadie es imprescindible pero cada persona es única”.

Quizas por la crisis.. quizas por la incorporacion de los millenials al mercado laboral… lo cierto es que los nuevos tiempos esta cambiando mucho el ambiente dentro de las empresas.

Notamos en general sobretodo en empresas grandes, que hay bastante menos apego de los trabajadores a su empresa como consecuencia recíproca de la poca valoración en general de la experiencia o habilidades que puedan tener por parte de la empresa. En la coyuntura como la nuestra es fácil creer que nadie es imprescindible y cualquiera puede ser sustituido, dada la gran oferta de mano de obra que hay actualmente; pero hay matices.

Es cierto que cualquiera puede ser sustituido, pero no es menos cierto que cada persona es única y dá a su trabajo una impronta carasteristica.

Observamos últimamente en todas las grandes empresas que van desapareciendo las figuras clásicas de la “persona de empresa”, esos incondicionales de la empresa que tendían a dejar siempre y en cualquier momento la imagen de la empresa en lo más alto con su dedicación continúa, que ayudaban al resto de las personas de la compañía a hacer su función, auténticos coachers, que además jamás se echaban atrás de cualquier proyecto porque consideraban la empresa algo suyo y que terminarian retirandose en la misma empresa. Autenticos diamantes para la empresa que hacían poco ruido y con un nivel de compromiso altísimo; algo que brilla por su ausencia hoy en día en muchas de las empresas grandes.

Derivado de la idea de que cada vez menos empleados piensan que se van a jubilar en la empresa donde están trabajando y que tarde o temprano se irán o los echarán, ni hay compromiso, ni hay grandes luchas para conservar los beneficios o derechos adquiridos que una determinada empresa daba a sus trabajadores.

Además algunas empresas aprovechan en esa ausencia de ruido para recortar todo lo que se pueda en relación a cualquier tipo de prebenda a sus trabajadores pensando en una productividad de presente inmediato pero dudoso futuro. Esta situación se convierte en  “una pescadilla que se muerde la cola” para todo lo relacionado con motivación de los trabajadores. Para empeorar el ambiente está también la práctica de contratar jóvenes para pagar sueldos menores.

Se observa que en empresas con este entorno los mejores empleados no protestan, simplemente se van a otra empresa con mejores condiciones, ambiente o perspectivas.

Aqui aparece un reto muy importante para los departamentos de recursos humanos que busque la continuidad y supervivencia de su empresa. Ya la preocupación no es sólo contratar a los mejores sino, evitar que se te vayan los buenos empleados que además has formado y tienen la experiencia de cada puesto. Necesitan ya claramente tanto herramientas para detectar empleados insatisfechos como mecanismos solídos de motivación.

Gracias a la web, las oportunidades para cambiarse de empresa nunca han sido mas visibles y fáciles que ahora y esas oportunidades serán función además de la marcha de la economia.

Esto es especialmente grave para el futuro porque… ¿Quiénes se van?.

– Los más atractivos para otras empresas que son los empleados más valiosos: los más jóvenes “millenials” que acabas de formar y que son el auténtico futuro, “los todoterreno”, los empleados más resolutivos con experiencia y sobre todo los más innovadores, aquellos acostumbrados al cambio. Y si no se van, están pensando en irse que es casi peor.

Decía hace poco Dov Seidman, experto en empresas: “Siete de cada diez empleados no están comprometidos con su trabajo, y dos de esos siete están saboteando a su empresa. El problema no es solo la gente que está en el paro, sino los que trabajan pero no están motivados. Con esto se pierde mucho dinero y productividad”.

Se quedan entonces estas empresas cada vez más con personal que no se puede ir, empleados grises con muy poca iniciativa, pobre experiencia ni interés y poco atractivos para contratarlos. Esto los clientes lo notan y es una muerte lenta pero segura para tu empresa.

¿Como podriamos tener esas “personas de empresa”?…

En realidad todo esta inventado pero con matices nuevos. Es tan sencillo como tratar bien a tu personal y estar pendiente de sus sensibilidades. Fíjate en el ambiente y la manera de tratar a sus empleados empresas como Google, Facebook y Microsoft por ejemplo, maneras modernas de retener el talento y mira tambien sus resultados…

No todos podemos ser Google, pero está marcando el camino a segur. Se puede empezar por algo. ¿pagar según valía?,¿fomentar interacción lúdica entre los empleados?, ¿procurar el sello efr (empresa familiarmente responsable)?¿habilitar espacios de convivencia?,¿escucharles?…

¿Ha recortado tu empresa más de lo necesario?
¿Está tu empresa contratando gente más joven o peor preparada simplemente para pagar menos?
¿Te has parado a pensar quién se ha ido a trabajar a otra parte y por qué?
¿Tiene tu empresa la gente adecuada para el puesto que desempeña?

y la más importante
¿Está el personal motivado?

Si eres empresario / CEO sería interesante que analizaras estas preguntas para actúar en consecuencia y si eres trabajador, también.

Saludos

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué tipo de empleado abandona tu empresa?

  1. Sin duda un analisis perfecto sobre la situacion de muchas empresas. Enhorabuena por el articulo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s