Fideliscustomer

Marketing estrategico, Experiencia de cliente, coaching, ventas, productividad, fidelización, innovación y buenas prácticas de empresa.

Desperdicio Lean: Esperas

Deja un comentario

“Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida.”

(Arthur Schnitzler)

Se define este despilfarro como Perdida de tiempo esperando el siguiente paso de un proceso debido a que las tareas anteriores no hacen sus entregas a tiempo.

Detectarlo no es fácil cuando en general la gente está saturada de trabajo, porque no veras a la gente parada, sino que están trabajando siempre. Estarán haciendo algo mientras llega lo que se hace esperar y tú no ves a nadie parado, pero el proceso principal tardara más de lo necesario. Están ocupadas en cosas de menor importancia que el proceso principal, tareas que no añaden valor o, peor aún, generan sobreproducción. También lo llaman Colas.

¿Cómo podemos detectar este desperdicio? Como siempre observando y midiendo. Mira a tu alrededor y observa porque no es fácil:

  • ¿Cuál es el proceso más importante de cada puesto? ¿lo conoce la persona que lo desempeña?
  • ¿Cuánto se tarda en un proceso, por ejemplo dar un presupuesto, atender una avería, terminar un equipo o servir lo que vendemos?
  • ¿Es razonable? ¿Por qué?
  • ¿Saben tus empleados que su trabajo es parte de una cadena?
  • ¿Son conscientes que necesitan hacer a tiempo algo que es necesario para que otros continúen?

En general donde me he encontrado este desperdicio ha sido:

  • Plazos de entrega largos o incumplidos
  • Visados y verificaciones excesivas o sin aporta valor ( a golpe de tecla) Burocracia
  • Repetición de introducción de información en los sistemas informáticos ( introducir lo que ya hay)
  • Lo mismo hecho por varias personas
  • Procesos manuales
  • No segmentación de la importancia ( amontonamiento de tareas sin discriminación)
  • Falta de agilidad por escasez de medios
  • No enviar el trabajo terminado (de una fase a la otra) esperando a formar grupos o montones.
  • No indicación del trabajo terminado -el “espero a que me llamen”-
  • Mala gestión del almacén, stocks insuficientes, proveedores incumplidores
  • Tiempos de preparación excesivos o que detienen el proceso principal pudiéndose hacer en otros momentos.
  • Desorden, mala colocación de elementos.

A nadie le gusta esperar. Pero al cliente menos que a nadie.

¿Esperas Mucho?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s