Cuando toca ceder algo…

“Lo olvidado, ni agradecido, ni pagado”

Refranero

En la vida comercial, cuando se venden servicios, no nos queda más remedio muchas veces que ceder algo. A veces una unidad, otras veces un trabajo de servicios tecnicos, otras veces mucho tiempo personal llevando, atendiendo y además en todas las ocasiones es necesario para mantener el cliente, evitar que entre la competencia y hacer que nuestra relación sea lo más fructífera posible.

El problema surge cuando el favor o lo cedido no es apreciado o es olvidado. Sigue leyendo